Wait ! They don't Love you like I Love You

Confesiones de media Noche



Lo siento. De verdad... Es que no sé ser más fuerte. No puedo serlo, por más que lo intente.
Te necesito todavía. Siempre lo voy a hacer.
Te extraño más que a nada. más que a nadie.
Se supone que los años deberían hacer el peso del dolor más ligero, sin embargo siento que laa carga que llevo en mi pecho se hace cada vez más pesada. Los años no hacen más que aumentar el grado con el que te echo de menos. La dosis del dolor para mi soledad.
Son 2.07 de la mañana. El ruido del tren que pasa por afuera de mi casa es tranquilo, constante. Sé que pasa a esta hora por acá. Cada noche la misma rutina, sin cambios de horarios ni nada por el estilo.
Y no puedo dormir.  Estoy escribiendo esto. Quizá ni siquiera llegue a publicarlo en blog pero es que necesito escribir estas palabras para poder desahogarme.
Llevo llorando quien sabe desde hace cuanto rato. Tengo los ojos hinchados y apenas puedo respirar. Pero es que no puedo evitarlo.
La nostalgia de ti me está matando.
Sé que yo te prometí que sería fuerte. Que me las arreglaría cuando no estubieras. Que intentaría ser feliz. Y te estoy fallando, porque no aguando la soledad que me impone el estar sin ti.
Siete años...
Siete putos, malditos y dolorosos años.
Bueno, tu también faltaste a tu promesa. Se suponía que ibas a esperar por lo menos hasta este año. Que ibas a estar conmigo para la Licenciatura de 4º medio, hay, orgulloso, creo que el único que ha estado... estubo siempre orgulloso de mi. De corazón. Sin fingir. Por el simple echo de que me Querías.
Querías...
Sé que ya no soy religiosa ni nada de eso. Me cuesta creer en un algo mas allá de todo. No sé...
Pero cuando pienso en ti me gustaría poder creer en un Dios, en una vida después de la muerte. Porque así sabría que estás bien. Que hay alguién que te cuida, que puedes estar feliz, que puedes estar con ella.
Sentir que mi sufrimiento al extrañarte vale la pena porque tu en el lado en el que estés, estés feliz.
Y las lágrimas siguen callendo por mi rostro.
Es difícil... tan difícil... 29 de abril se me hace tan duro al saber que no me vas a llamar. Al igual que mi cumpleaños, o navidad.
O esos domingos que no pasaba contigo en los cuales me llamabas por teléfono para "leerme" el horoscopo... inventando por ti.
el 25 de Mayo & el 3 de Septiembre por otro lado, se me hacen agonizantes.
Es difícil saber que tu abuelo, tu papá, tu mejor amigo, tu único hermano, tu complice de juegos, en fin, todos ellos, te dejan de un derepente sin que tu puedas hacer nada para evitarlo.
Tú fuiste todo eso para mi .Y más. Mucho más...
Yo se que debería poder peliar mis propias batallas. Creo que lo hago. Siempre. Incluso me he llegado a volver un tanto sínica con el paso del tiempo, sabiendo que la única persona que va a estar para mi... soy yo misma. Y no puedo contar con la seguridad de nadie más.
Pero extraño esa sensación de seguridad que tu me dabas. El saber que iba a haber alguien para mi cuando tubiera algún problema; cuando necesitara que alguien me defiendera.
Supongo que has sido la única persona en la que me he podido apoyar con la seguridad de que no me iba a defraudar. De que no me iba a dejar sola.
Pero me dejaste sola en realidad.
Suena patético e inmaduro de mi parte. Lo sé. Lo siento. Yo se que a ti no te hubiese gustado que yo fuese así.
Pero es que hay días como estos en los que extraño poder contar con alguien. Poder tener en quién refugiarme. Lo cierto es, que sin ti estoy sola.
Y me aterra.
Porque me siento tan insignificante, tan poca cosa, tan SOLA.
Y no me gusta. Me da miedo.
Siempre tubimos en común el hecho de que nos sentíamos parecido en ciertos aspectos.
Soy fuerte sabes. Bueno, eso es lo que creen. Y no solo aguanto batallas por mi, si no que también por muchos otros. La responsabilidad es grande.
Y siento que si fallo en algo, ese poco cariño que me muestran se va a esfumar si yo no tengo nada para darles. Y están esos otros casos en los que el cariño es casi obligatorio.
Aunque yo sé que hay muchos "casos obligatorios" que en realidad no son.
No se debe suponer que una persona va a querer a otra solo por un lazo sanguineo o algo así. Ya he aprendido que eso en realidad da lo mismo.
Se supone que hay unas cuantas personas importantes para mi que deberían quererme pero no lo hacen. Y ya lo asumí. Supongo que es comprensible. No soy lo suficientemente buena para ellos. No soy lo que ellos esperaban, lo que ellos querían. Y por más que me esfuerce por intentar hacer cosas buenas para llamar la atención de ellos... En fin. Supongo que en ocaciones uno es solo un deber. Y eso. Un deber que ni siquiera les importan cumplir.
Yo contigo no sentía eso. Contigo sentía que yo era algo bueno. Algo bonito. Algo valioso. Por lo menos para ti. Con eso me bastaba, en realidad. Podía pintar mi mundo de colores con tu cariño y así poder soñar y ser feliz.
Caer abruptamente de eso duele. Bastante.
Sentir también la cantidad de golpes que te da la vida sin ese escudo protector que tu me brindabas también es doloroso.
Pero así es la vida.
En fin. Yo solo quería poder decir en algún lugar que te Quiero, y siempre te voy a querer. Y siento que debí habertelo infinita veces más, cada vez que pude. Se que lo hacía seguido pero supongo que no bastó.
Me quede con varios "te Quiero" en la boca que no alcansé a decirte.
Tampoco alcansé a decirte que siempre fuiste el pilar fundamental en mi vida. Que gracias a ti soy lo que soy ahora. Que en verdad tu si fuiste mi papá y me enorgullese haber pasado mis primeros nueve años de vida contigo, bajo tu guía, porque fuiste el hombre más maravilloso que alguna vez se pude conocer, y tube la suerte de estar a tu lado.
Quizás no tanto tiempo como yo quería. Pero supongo que algo es algo.
Y si te hice pasar malos ratos, perdón.
Me hubiese gustado poder estar contigo siendo más madura. Siento que debí haber dado mas de mi, a pesar de la corta edad que tenía en ese tiempo.
Gracias por haberme echo sentir importante, por haber logrado que supiera lo que es de verdad que alguién se preocupe por ti de corazón y esté dispuesto a dar siempre la cara a pesar de los errores cometidos de mi parte.
Supongo que, además de extrañarte a ti, lo otro que extraño es sentir que alguien me quiere tanto como tu me quisiste.
Y en fin... Intentaré ser una buena persona en este mundo de mierda. Por ti.

No hay comentarios: