Wait ! They don't Love you like I Love You

Abstinencia.


Sicópata, como el sentimiento unilateral en sí. Anhelante de tu sabor en mis labios que me encantó de a poco desde esa primera vez.

No puedo negar que me encantas. No puedo negar que a pesar de todo el daño siempre vuelvo a ti.
Consigues de mi cosas que nadie más podría. Tan frío, tan idiota, tan increíblemente tú.

Camino un rato; el atardecer va callendo lentamente y desde la altura en la que me encuentro veo como el sol se esconde hasta desaparecer. Pasa el tiempo y estar en ausencia de ti duele. No te preocupa, nunca lo ha hecho. Cuando ya no aguante más volveré corriendo hacia ti. Como siempre. No necesitas demostrar tus sentimientos ni nada, ni si quiera sé si te afecta como a mí.
A veces siento que me pones a prueba con tu indiferencia. Y siempre consigues lo que quieres. Siempre caigo en el juego. Odio hacerlo pero el sentimiento es más fuerte que yo. Verte, sentirte, tocarte. Sin ni una palabra te limitas a darme lo que necesito. Quizás una sonrisa o dos, de esas que son mezcla entre autosuficiencia y algo más que no puedo identificar.
Parece cariño pero no me ilusiono.

Mientras camino en la semi oscuridad, con el cielo ya oscuro y la falsa y desagradable luz de los postes de la calle, tomo mi celular.
Marco aquel número que me encantaría olvidar pero que aun así me sé de memoria.
Cuando tu increíble voz contesta, inevitablemente se me escapa de los labios:

- Te extrañé.

No hay comentarios: