Wait ! They don't Love you like I Love You

Humo y Humedad.




Y si ves lágrimas en mis ojos, no creas que es por ti. Solo es el humo del cigarro el que me hace llorar...

Me miras. Sonríes. Suspiras. extiendes ligeramente tu mano hacia mí. Doy un paso hacia atrás. Suspiras. Dejas caer tu mano. Me doy vuelta. Me alejo. Saco un cigarro. Lo prendo. Aspiro el humo antes de sonreír cínicamente. Que absurda situación, que penosa situación en la que nos encontramos. ¿Será morbosidad sentirme tan jodidamente bien y que aún así me de lástima todo esto? Hubo un tiempo en el que hubiese dado cualquier cosa por ver ese anhelo en tus facciones, ese brillo en tus ojos, ese nerviosismo en tus gestos al hablarme. Sigo fumando. Los minutos pasan y yo intento tranquilizarme  Te acercas a mí nuevamente mientras comentas algo insustancial. Asiento levemente y sigo fumando. No te gusta que fume. Poco me importa ya. Sonrío. Asiento a tu plática. Pero no te miro. No quiero mirarte. No quiero perderme en tus ojos. No quiero volver a caer en lo mismo otra vez. Sé que he logrado superar aquella triste etapa en mi vida en la que para mí el sol salía solo cuando sonreías. Aquel estúpido tiempo en el que tu mirada eclipsaba cualquier fulgor anexo a nosotros. No quiero volver a...
- Extraño cuando eras más tierna conmigo.
Lo miro. Al fin lo miro.
- Madurar endurece el alma. - Es mi fría respuesta.
Me miras fijamente por largo momentos. Tus ojos demuestran tantas cosas. Yo me limito a prender otro cigarro y a seguir fumando. Murmuras algo incoherente y te vas.
Te vas.

Camino sola. Cansada. Con una fuerte opresión en mi pecho y una sensación agridulce en los labios mientras que mi fiel cigarro no me deja sola.
Ya es tarde. Demasiado tarde...
Y una lágrima corre por mi mejilla.
Es el fin de una etapa.
Es el fin de aquel imposible amor.