Wait ! They don't Love you like I Love You

Patética.



Y aquí me tienes, tan jodidamente patética pidiendo que, de forma casi mágica, le des una solución a todo esto. Sabes cómo hacerlo. Sabes dar en el punto exacto para poner fin.
Destruye, mutila, mata, acaba con todo. Disfruta el proceso. Pero por favor... Por favor no más.
¿Te gusta sentirte con poder,  cierto? Se te nota en los ojos. Tienen ese brillo insano de satisfacción al verme así.
Tan asquerosamente mal. Tan derrotada, destruida, consumida...
Pero se sincero. Es lo mínimo. Si vas a sentirte absurdamente complaciente al verme sufrir entonces ten el valor suficiente de asumirlo. No finjas que te preocupo ahora. No finjas que también te duele porque ambos sabemos que NO es así. Nunca ha sido así, asqueroso hipócrita.
Esta no es la típica historia en la que el valiente protagonista destruye al fin a la villana. Porque ambos sabemos que tú me convertiste en esto, así que ahora no simules tener consciencia, que nadie más que nosotros dos presencia el show.


Comprende si me río. Esto me produce ambivalencia. Yo que decía ser tan fuerte, que ya no me afectabas, que no me importabas. Pero al final del día, cuando la puesta de sol se presenta de forma casi irreal, una parte de mí siempre llora como una triste y desvalida niñita que desea algo más que no sea... indiferencia.
Porque el odio duele  menos. El odio significa que alguna vez te importó. Que te importé.
Y después de toda la mierda que has sido, vienes con el disfraz de noble caballero a corregir mis errores. Mis defectos. Y es tarde. Demasiado tarde. Debiste hacerlo antes. Debiste preocuparte siempre.
Pero como nunca lo hiciste, quizás por eso mismo ahora no te sientes responsable de lo que soy. Lo lamento, pero la ausencia también tiene sus efectos.
Conocer otras realidades y saber que esto pudo ser distinto me hace tener una mejor perspectiva.
De lo que pude ser. De lo que debiste ser.

Así que... ¿no vas a terminar con esto? La incertidumbre mata de forma más lenta y dolorosa que una simple palabra. Supongo que esto no acabará acá.

Bien.
Pero espero no te olvides de una cosa.
Tuviste la oportunidad de ganar y no la aprovechaste.
Yo no tengo porque fingir que soy buena, o la victima.
Y créeme, seré digna sangre de tu sangre.
Seré peor.

Nothing Last Forever



~ Sonreí, porque no me quedó otra opción, mientras seguí con la vista tu silueta alejándose de mí.

Es difícil. No puedes borrar el pasado. No puedes simplemente decir: Hey! Después de que me hicieron mierda tantas veces el corazón, después de que destrozaron mi alma sin piedad, puedo seguir confiando, creyendo... sintiendo.
Lo siento, pero para mí es imposible.
Entonces ahí apareces. Dulce sonrisa. Una voz que realmente me agrada escuchar. Y unos ojos color chocolate en los que me gusta perderme.
Y besarnos es genial.
Pero no. No hablo de amor. Ni siquiera de cariño. Es patético, porque realmente, no puedo.
Y tampoco sé si me gustaría poder... no sé, volver a sentir tan intensamente.
Porque puedo... mentirte, quizás, decirte palabras bonitas. Palabras que se las llevaría el viento y no tendrían ningún peso ni valor al no ser reales. Podría también acercarme a ti, ser cariñosa, pero sabes - oh, si, lo sabes - que es solo contacto físico. Nada que realmente me importe. Me afecte.
Entonces aquí estamos, en esta absurda situación en la cual me siento culpable, porque tú estás hecho de sentimientos y yo de sensaciones.
Porque tú hablas con el corazón y yo hablo con... verdades.
Porque en tus ojos brilla la ilusión y en los míos... A quién mierda quiero engañar, si no es de rabia mis ojos no brillan.

Supongo que está todo dicho.
Tú pensaste que demostrándome ante todos que crees quererme iba a lanzarme a tus brazos y me quedaría ahí. Donde por un efímero tiempo quisiste que así fuera.
No sé si es tu orgullo o si simplemente yo tenía razón.
Da igual. Las cosas no resultaron ser así.
Yo siempre fui sincera. Te expliqué que no me interesa - y tampoco puedo de todos modos - involucrarme tan profundamente en un plano emocional. Compartir sueños, anhelos y quizás en unos años más una casa y dos gatos. Podría morir mañana. Consumirme, como un cigarro.
Aún así tu amor eterno se fue a la mierda en cinco segundos.

Nada es para siempre.
¿Lo ves?



Es solo que a veces me aburre ser la perra de la historia cuando las personas no son crueles.

Lo que crees que soy. Y lo que soy realmente


Fue asqueroso. La situación. Las personas. De verdad me dieron asco.
Lo peor. Yo me di asco.
O algo cercano a eso.

Pero es que nunca dije que fuera la niñita buena. La niñita tranquila. La niñita tierna.
Y no es que ande con mi actitud de perra sin corazón constantemente.  Tampoco es que me guste comportarme así. Pero a veces la situación lo requiere.

No. No debería estar intentando justificarme.
Supongo que es una estúpida manera de fingir que estuvo bien. Pero no lo estuvo. Ni lo estará. Porque no corresponde. O algo así. Es lo que recuerdo de acuerdo a lo que otros siempre pensaron en relación a lo que está bien y a lo que está mal.
Ese placer insano que se siente al hacer justicia con mis propias manos. Es solo una situación que demuestra lo inmadura que puedo llegar a ser. Y de todos modos, ¿de qué puta justicia estamos hablando? No soy la persona indicada para hablar de eso.
De todos modos no me molesta tanto.
Es ese amago de consciencia que aun me queda el que se está quejando. Pero es que desde hace tiempo que dejé de preocuparme por las consecuencias, por los posibles afectados. Porque a los demás les duela. En fin, soy especialista en tirar mierda.
Y no me avergüenza. O no solía ser así.
En realidad no es así.

Después de casi toda la cajetilla  de cigarros vuelvo a entrar en razón. Es patético. La dependencia insana  a un producto. Pero es así.
Aunque en la actualidad todo en estos momentos es una mierda. Pero, ¿cuándo no lo ha sido?
Supongo que el estar constantemente fingiendo que todo esta bien, con las estúpidas sonrisas vacías que dejan felices a los demás me pasó la cuenta. Porque por supuesto, nunca se dan cuenta de que estoy fingiendo.
Y si lo sigo haciendo... Antes solía fingir porque había cariño de por medio, porque me preocupaba, realmente me preocupaba de que a los demás no les afectara. Solía pensar que se preocuparían en caso de que yo estuviese mal...
En la actualidad.... En la actualidad no es más que una mera y cansina costumbre mezclada con recuerdos del ayer y ese patético sentido de "responsabilidad".
Porque, si analizo bien las distintas situaciones - las distintas mierdas - no me afectan. Pero reacciono devolviendo el golpe con uno más fuerte por pura costumbre. Y porque, quizás, me preocupa el hecho de que si me debería afectar.
Así puedo fingir ante mi misma que aun siento...

Es patético.
De todos modos no es como si pudiese arreglar la situación. Desde hace bastante tiempo que todo se destruyó y esto, está mierda de persona,  es el mejor intento de que los fragmentos que quedaron de mí sientan algo.
Si no es suficiente para ti...
No. No mentiré y diré que lo siento.
Por lo menos puedo ser honesta.
No lo siento.

Como persona siempre he sido una mierda. Que no te engañen las apariencias.