Wait ! They don't Love you like I Love You

Mentiras y masoquismo.



Si. Estoy bien. Perfectamente.
Ya nada malo me ocurre.
Está todo absolutamente normal.


Eso es lo que quieren oír de mí. Saber que se me pasó mi etapa de "bicho raro".
Inocentes. Llega a ser tierno, de una forma algo patética claro está. Las personas por más que dicen conocerte realmente en realidad no son capaces, cómo ellos dicen, leer tus miradas. Interpretar el tono de tu voz. El lenguaje corporal... De todos modos no es como si realmente importe. Si ellos no saben interpretar el grito de auxilio que sale mudo de mi cuerpo, o si cada vez miento mejor... Ya no sirve da nada. Ya no importa. Ya no sucedió...

Las palabras parecen sobrar y a la vez siento tan necesario desahogarme. Sufro y a la vez ya todo me da igual. Hasta me gusta.
Masoquismo, quizás. No lo sé.
Solo sé que esto ya es parte de mí. Y que me da más que muchos... vivos.

Porque las cicatrices en mi piel se borran.
Siempre se terminan borrando.
Las marcas de brazos sujetándome fuertemente. Los rasguños. Los moretones.
Todos los golpes físicos desaparecen a la luz del día.
Psicológicamente quedo destruida...
Pero según ellos son detalles. Debo cumplir mi parte del trato.

Y comprendo de algún modo que se hayan molestado hoy.
En parte fue mi error. No debería acceder a socializar con más personas. No les gusta.
Y cuando algo no les gusta siempre hay consecuencias.


 Pero si, estoy bien. Perfectamente.
Ya nada malo me ocurre.
Está todo absolutamente normal.

No hay comentarios: